×

Aviso

There was a problem rendering your image gallery. Please make sure that the folder you are using in the Simple Image Gallery Pro plugin tags exists and contains valid image files. The plugin could not locate the folder: media/k2/galleries/170
Menu

Spanish Catalan English

Ptosis Congénita

Ptosis congénita Ptosis congénita

La ptosis congénita es una de las patologías palpebrales frecuentes en el recién nacido.

En la ptosis de párpado superior existe un párpado que no se abre correctamente, los papás lo describen cómo que el párpado está caído. La altura palpebral suele mejorar el primer año de vida, y a partir de esa edad será estable.

La ptosis congénita puede asociarse a otras patologías oftalmológicas e incluso sistémicas, aunque la mayoría de ellas son aisladas. En un bebé hay que descartar un Síndrome de Horner, en el cual encontraríamos una miosis de la pupila ipsilateral.

La causa de la ptosis congénita no está clara, se ha propuesto una etiopatogenia muscular, según la cual se produce una alteración en la formación del musculo elevador del párpado en la etapa fetal  y una etiopatogenia neurógena, en la que habría primero una alteración inervacional y secundariamente una alteración en la fuerza y la acción del músculo. Sea cual sea la explicación, lo que sí existe casi  siempre, es una alteración en las fibras musculares lo que produce que este no  tenga fuerza para mantener su altura. Hay algunos casos inervacionales puros como sería el Sd de Marcus Gunn, los niños afectados tienen el párpado bajo pero cuando succionan se produce una apertura normal. Esto se produce por una sincinesia con el V par craneal, que es el nervio que inerva la mandíbula. Se produce un cortocircuito, de modo que únicamente el fenómeno de la deglución producirá la apertura palpebral.

Cuando existe indicación de  tratamiento, este es quirúrgico. Hay que tratar cuando existe un riesgo para el desarrollo de la visión del ojo afecto, ya sea por alteración del eje visual (el párpado tapa la entrada de luz e imágenes) o por un astigmatismo progresivo producido por el contacto del párpado bajo sobre la córnea. También existe indicación cuando existe una tortícolis, el niño mueve la cabeza para poder ver con los dos ojos.  

La edad de tratamiento quirúrgico y la técnica depende de la gravedad del cuadro. Existen dos técnicas quirúrgicas: La suspensión al músculo frontal y la resección del musculo elevador del párpado. 

Galería de imágenes

{gallery}170{/gallery}

Log In or Register

fb iconLog in with Facebook