Menu

Spanish Catalan English

Estrabismo. Torcer un ojo

Endotropia izquiera Endotropia izquiera
El estrabismo es una enfermedad en la cual el movimiento de los dos ojos no es igual. Se trata de una enfermedad muy variada y con muchos subtipos, los más frecuentes son:
  • Estrabismo horizontal: se pierde el paralelismo en relación a la mirada horizontal:
  • Endotropia o esotropia: el ojo se va hacia adentro
  • Exotropia : el ojo se va hacia fuera 
  • Estrabismo vertical: se pierde el paralelismo en relación a la mirada vertical:
  • Hipertropia: Un ojo se va hacia arriba
  • Hipotropia: El ojo se va hacia abajo

¿Qué le pasa a un ojo estrábico?
  • El ojo que está desviado tiene un riesgo elevado de perder visión y volverse vago.
  • Se pierde la visión binocular. El niño no es capaz de mirar con los dos ojos a la vez (porqué no están enfocando lo mismo) y se pierde la llamada visión binocular. Cuando no hay visión binocular no hay visión en tres dimensiones (estereopsis) 

¿Porqué se tuerce un ojo?
En la mayoría de los casos hay algún antecedente familiar de estrabismo, así que probablemente la predisposición es genética.
En los casos en los que el niño es el primero de la familia que tuerce el ojo, hay que descartar algunas enfermedades que pueden causar el estrabismo, aunque, lo más frecuente es que no encontremos ninguna patología asociada.

Tratamiento
Hay varios pasos a seguir:
1. En primer lugar debemos mirar si el niño necesita gafas. Habrá que ponérselas
2. En segundo lugar hay que mirar si el ojo que tuerce ha perdido visión. Habrá que tapar el ojo que no tuerce.
3. Si con gafas y viendo lo mismo con los dos ojos sigue torciendo habrá que plantearse si es necesaria la cirugía para poner los “ojos rectos”

¿En qué consiste la cirugía del estrabismo?
La cirugía del estrabismo es cirugía muscular. Se cambia la inserción del músculo en el globo ocular, de manera que ahora, cuando el músculo se contrae, mueve de distinta manera el ojo.
En el niño se hace la cirugía bajo anestesia general de manera ambulatoria, es decir, hay que dormirlo del todo pero se va a ir a dormir a casa.
Las primeras 24-48 horas el niño está algo incómodo pero se recupera rápido. Lo más frecuente es que en una semana pueda hacer vida normal.
Hay que remarcar que esta cirugía no se realiza para ganar visión, ni para quitar las gafas, ni suspender los parches. Con la cirugía vamos a intentar poner los ojos rectos y/o que se muevan en paralelo, una vez conseguido, hay que valorar cómo evoluciona cada paciente.
Hay dos cosas menores pero importantes que se deben saber, la primera es que no se utiliza el láser para este tipo de cirugía y la segunda es que en el niño no es una cirugía estética. La cirugía del estrabismo pretende mejorar el paralelismo de los ojos y la función visual.

¿Qué alternativas hay a la cirugía?
1. La cirugía con suturas ajustables, si bien es una técnica muy útil en el adulto, es poco recomendable en el niño por falta de colaboración.
2. La inyección de toxina botulínica da unos resultados muy variables, con frecuencia el efecto beneficioso es transitorio y hay que repetirlas en varias ocasiones.

 


Log In or Register

fb iconLog in with Facebook