Menu

Spanish Catalan English

¿Es necesario que el niño sepa dónde va?

ConsultaSin lugar a dudas. El niño debe saber dónde va y que le harán.
Si le explicamos al niño que es lo que le pasará tenemos más posibilidades de que colabore con los profesionales. Y si colabora más, nosotros le podemos explorar más cosas.
Para el pequeño protagonista,el ambiente médico suele ser hostil y desagradable. En un primer momento siempre muestra desconfianza, si le hemos explicado que es lo que va a hacer, estará más tranquilo porque en ese momento él juega con ventaja: Se que nadie me hará daño, que sólo tengo que decir lo que veo, entonces lo digo y me voy a casa.
Le tenemos que explicar que estará en una habitación con quien lo acompaña (sea papá, mamá, abuelos, tíos...) y que un señor o una señora le preguntará qué es lo que ve. El hecho de saber que estará con alguien de su confianza le producirá una sensación de seguridad que será muy importante a la hora de explorarlo.
Generalmente en una primera visita el que mira primero el niño es el óptico. Le mirará la agudeza visual, los dos ojos juntos y por separado. También le mirará la motilidad ocular (como se mueven los ojos).

Log In or Register

fb iconLog in with Facebook